Volver al sitio

Colaborar para mejorar productividad

Lean Project Delivery

· Blog,Noticias,Notas

Luis Fernando Alarcón

La fragmentación en la industria de la construcción impacta negativamente la integración, coordinación y comunicación de los participantes, generando malos resultados en los proyectos, en un escenario “ganar-perder”. Esta fragmentación potencia otros problemas como la falta de cooperación, confianza limitada y comunicación deficiente, resultando en relaciones adversas entre los actores del proyecto. Para superar estos problemas, la industria de la construcción debe avanzar hacia enfoques más colaborativos de contratación que impulsen la coordinación de los participantes a través de la implementación de sistemas relacionales de gestión, para ofrecer resultados más predecibles a los dueños/clientes.

 Los sistemas de contratación tradicionales adolecen de al menos cuatro problemas sistémicos:1) las buenas ideas se guardan para obtener una ventaja competitiva en la oferta. Así, se pierde la oportunidad de presentar innovaciones antes de iniciar el proyecto; 2) la contratación limita la cooperación e innovación al determinar qué puede y qué no puede hacer cada participante, esto se apoya en un sistema de multas y premios; 3) incapacidad para coordinar, pues no hay ningún esfuerzo formal para vincular los sistemas de planificación de los subcontratistas o para hacer compromisos mutuos o expectativas entre ellos, 4) la presión por la mejora local hace que cada contratista luche por optimizar su desempeño aún a costa de los objetivos de otros actores.

Una forma de desarrollo colaborativo de proyectos que está tomando cada día mayor fuerza a nivel mundial, es Lean Project Delivery (LPD). El sistema LPD, inspirado en modelo de gestión de Toyota, pone el foco en el sistema de producción y no en las transacciones y contratos, los participantes de aguas abajo son involucrados en decisiones aguas arriba, tiene metas de transformación, valor y flujo, y no solo de transformación. Los productos y procesos son diseñados en conjunto, todo el ciclo de vida del producto es considerado en su diseño. Las decisiones se toman en el último momento responsable y no tan pronto como van apareciendo, se realizan esfuerzos sistemáticos para reducir los plazos a lo largo de la cadena de abastecimiento, se incorpora aprendizaje en la gestión del proyecto, empresa y cadena de abastecimiento y se alinean los intereses de los participantes.

A nivel mundial, grandes mandantes como General Motors, Procter & Gamble, BAA, entre otros, dan testimonio de los éxitos alcanzados con LPD como una respuesta a muchas de las falencias que presenta la gestión de los proyectos de construcción. En nuestro país existe todavía un gran desconocimiento de esta forma de desarrollo de proyectos que podría ayudar a resolver la raíz de muchos de los problemas que afectan nuestra productividad. Es urgente ponernos al día y acelerar su adopción. N&C

Columna de Opinión para Revista Negocio y Construcción de: Luis Fernando Alarcón Ph.D. de la University of California, Berkeley.

Presidente de GEPRO

Profesor Titular de la Escuela de Ingeniería UC y Jefe de Programa de los diplomados: Liderazgo y Gestión Lean, y Lean Project Management de Ingeniería UC.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar