Volver al sitio

El rol de la transformación digital en la industria Nacional

· Notas,Blog

01 | Serie desafíos y Oportunidades de la Gestión

¿Qué es la transformación digital?

El concepto de Transformación Digital ha transitado en por un sinfín de significados, algunas que se enfocan más en la tecnología y otros en el cambio cultural que se genera. Por ello, aborda desde el cambio de la documentación física a digital, hasta automatización de procesos y el reemplazo paulatino del hombre por la máquina. Además, culturalmente nos presenta formas distintas de concebir a la empresa, como Amazon o Google.

Creo que una definición apropiada de transformación digital es el proceso de usar las nuevas tecnologías para modificar nuestro modelo de negocios e inclusive crear oportunidades antes impensadas, adaptándonos mucho más rápido a los cambios del mercado. Por cierto, éste proceso sólo es posible con un cambio en la cultura empresarial de cómo hacemos negocio.

¿Quiénes necesitan transformarse?

Creo que todos los negocios que han sido muy exitosos hasta ahora, necesitarán transformarse en mayor o menor medida en el mediano plazo. Por supuesto que la necesidad de cambio es más grande en industrias como la banca y el retail, pero las oportunidades son enormes en áreas como la construcción, salud y servicios.

Hoy, producto de la pandemia, muchas empresas se han visto en la necesidad de modificar sus modelos y acercarse a la digitalización y, en gran medida, este cambio en la forma de hacer las cosas ha permitido prevenir mayores impactos en la economía. Creo que las empresas se están dando cuenta de que el cambio es necesario y que, por lo tanto, el proceso continuará acelerándose.

Por ello, las empresas deben tomar una decisión de transformarse para sobrevivir o de hipotecar su futuro, decisión que hoy ya ha puesto en jaque a miles de empresas y millones de trabajadores.

Una cosa es clara, la transformación digital no es sencilla, no es rápida, y requiere un enorme compromiso de la alta dirección para que genere resultados, pero es necesaria y trae consigo grandes beneficios. Cada vez, más empresas se están lanzando a la piscina y viendo resultados.

¿Cuáles son las oportunidades de la Transformación Digital?

En primer lugar, está la forma en que nos relacionamos con nuestros clientes. Cada vez, más empresas están adoptando mecanismos digitales para conectarse, tanto con sus clientes como proveedores e industrias relacionadas. Hoy, la digitalización permite que tengamos vínculos de mayor calidad, menores tiempos de respuesta y mayor cercanía y conocimiento de nuestra cadena de valor. Las aplicaciones y los canales web no sólo facilitan la compra, sino la trazabilidad, el aprendizaje y el reforzamiento del vínculo entre empresa, proveedor y cliente.

En segundo lugar, está el uso de los datos. Las transacciones digitales generan muchísimos datos trazables, desde los perfiles de usuario, hasta la geolocalización de las compras, los tiempos logísticos y las tasas de incidentes, por mencionar algunos. Hoy las herramientas computacionales permiten aprender de esos datos para encontrar relaciones entre procesos, comportamientos típicos en los usuarios e incluso predecir elementos claves como tasas de compra, requerimientos de reposición o quiebres de stock. Por supuesto, también nos permiten aprender cómo entregar mayor valor a nuestros clientes y adaptarnos continuamente a sus necesidades.

En tercer lugar, está la optimización de los procesos. Al digitalizar, nos damos cuenta de que muchas cosas se pueden hacer de forma mucho más sencilla. Por ende, aprendemos a estandarizar, medir y mejorar continuamente procesos, evitando errores y disminuyendo costos. Por supuesto, elementos como la automatización, inteligencia artificial e internet de las cosas llevan ésto un paso más allá y logran mejoras enormes.

Finalmente, ¿Cuáles crees que son las barreras para la Transformación Digital?

Resistencia al cambio: Muchas organizaciones sienten temor a innovar, ya que creen el cambio hará las cosas más difíciles. Esto puede ser cierto al comenzar un proceso de transformación, ya que las herramientas son nuevas y requieren adaptación. No obstante, la complejidad depende de qué tan claros están los objetivos y el entendimiento del proceso.

En un mundo tan dinámico, el cambio sí o sí es necesario. Lo importante es atreverse y partir por mejoras pequeñas, tangibles y con objetivos claros. Es fundamental que las empresas miren con otros ojos su cadena de valor, busquen oportunidades acotadas y planteen soluciones simples. A medida que el proceso se repite, el mejoramiento y la transformación dejan de ser un deseable y pasan a ser un DEBE en el ADN del negocio.
 

Concepción de la transformación: Caer en la visión de la transformación como un cambio tecnológico y no cultural es un error. La tecnología es sólo una herramienta que facilita los procesos, sin embargo, lo que subyace es un cambio en la forma de entender el negocio. La transformación invita a mirar las cosas con otros ojos, identificando siempre la necesidad de adaptación y la oportunidad de mejora. Por ello, hay dos elementos clave:

  • Evitar mirar dentro de cuatro paredes: La clave para encontrar mejoras es buscar oportunidades fuera de la caja, mirando la cadena de valor completa e involucrando a todos los actores.

  • El rol de la alta dirección es fundamental: Si los cambios quedan sólo a nivel operacional, sus impactos serán acotados. El involucramiento activo de la gerencia es fundamental para transformarse a nivel organizacional y cultural.

Mauricio es experto en el desarrollo de proyectos ágiles, con enfoque Lean y de Mejoramiento de Procesos. Ha liderado múltiples esfuerzos de transformación digital, así como proyectos de desarrollo para el mundo de servicios, banca y telecomunicaciones. Hoy, nos comenta sobre los desafíos y oportunidades que trae la transformación digital para la industria nacional.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar